Etapa Discipular

Este tiempo específico se caracteriza por la formación del discípulo de Jesús destinado a ser pastor, con un especial cuidado de la dimensión humana. También se caracteriza por la profundización de las motivaciones vocacionales a través de la interiorización razonada de las mismas y la elaboración de una cosmovisión inspirada en las ciencias humanas y en el Evangelio, que consolide su personalidad y lo prepare para la formación filosófica y el futuro ministerio.