Año de Pastoral

En esta etapa que se da después del segundo año de teología, los aspirantes al ministerio ordenado viven la experiencia de  un año en algún lugar de apostolado o actividad diocesana, para implementar, de manera más práctica, el Plan Pastoral de Nueva Evangelización; así como también dar un testimonio veraz de sus capacidades y carismas para servir como pastores del Pueblo de Dios, y ratificar su libre y absoluta convicción  de ser llamados por el Señor a servir con humildad, obediencia, pobreza y castidad a la Iglesia.